24 de junio de 2014

De luna de miel: Llegando a Las Vegas


¡Bienvenidos al fabuloso Las Vegas y al comienzo de nuestra luna de miel! Con el clásico cartel gigante nos recibía una de las ciudades más maravillosas de Estados Unidos, en la que estuvimos de paseo durante cinco días inolvidables.
 

¿Cómo llegamos ahí y no a una playa del Caribe? Fue un arduo debate entre hacer un crucero o un viaje por la Costa Oeste norteamericana, por mi parte estaba encantada con ambas opciones, así que fue el novio quien tomó la decisión final y empezaron cinco meses de planificación de un paseo que nos tendría durante 17 días sobre un auto por las carreteras del Tío Sam.

Pocos días después del casamiento aterrizamos en el aeropuerto de Los Ángeles, un auto de alquiler nos estaba esperando y partimos con alegría desde California hacia el Estado de Nevada. Si bien no es la primera vez que vamos a territorio estadounidense, es un país donde todo es mega y cada localidad tiene sus reglas, por eso al principio cuesta acomodarse.

Tomamos la autopista, nuestra primera parada fue para almorzar en una especie de poblado en las afueras llamado Rancho Cucamonga. Nos enamoró su perfección y armonía,  casitas pintorescas casi clonadas, calles prolijas, limpias, mucho verde, flores y un centro comercial al aire libre llamado Victoria Gardens. Ahí no pude resistir e hice mi primera (de unas cuantas) escala en Sephora, pero eso será motivo de un futuro post.

Rancho Cucamonga - California
 
Desde ahí seguimos durante unas horas por una carretera que de a poco se fue adentrando en el desierto, estábamos llegando al Estado de Nevada y más adelante unos casinos salpicados por el camino nos avisarían que nuestro destino se estaba acercando.

Paisajes del Estado de Nevada, camino a Las Vegas

Se nos colgó el GPS justo en la entrada de Las Vegas, estuvimos como media hora dando vueltas en el mismo lugar subiendo y bajando de autopistas, hasta que encontramos el camino hacia nuestro hospedaje, el Luxor, un hotel gigante ambientado en la cultura egipcia.
 
Hotel Luxor - Las Vegas
 
También nos perdimos ahí, imaginen que el complejo ocupaba una manzana o más, y no encontrábamos el estacionamiento! Así fue oscureciendo, finalmente hicimos el check in y compramos unas margaritas para festejar, ya estábamos en la primera parada oficial del viaje, pero de esto me ocuparé en el próximo post, donde compartiré más fotos y les contaré qué se puede hacer en esta magnífica ciudad.

Les había prometido una publicación sobre la luna de miel, pero cuando me senté a escribir esta entrada me di cuenta de que iba a tener que dividirla en más capítulos; son muchas fotos, experiencias y kilómetros recorridos como para compactarlo tanto, así que en los próximos meses iré intercalando un poco del viaje y otro poco del contenido habitual del blog. ¿Qué opinan?

Espero que les guste, ¡Nos leemos pronto!
 

11 comentarios:

  1. omg!!!!!! Siempre quise conocer las vegas! QUE LINDOOOOOOOOOOO!!!!!
    Queremos mas fotos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es una ciudad increíble, tenés que visitarla SÍ o SÍ. En los próximos post subo más fotos, faltan muchos lugares lindos por recorrer!

      Besito!

      Eliminar
  2. Menuda experiencia, que bien, espero que lo hayas disfrutado a tope! te espero en mi blog, estoy de sorteos, un beso enorme!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias, pasamos unos días inolvidables, ahora paso por tu blog!!

      Beso!

      Eliminar
  3. Great post,love!xx
    You have an amazing blog!
    Would you mind checking out mine?
    keep in touch xoxo

    ResponderEliminar
  4. Quiero leer absolutamente todos los detalles de este viaje porque con mi marido le tenemos unas terribles ganas a Las Vegas y en auto así que todos los datos son bienvenidos. Mi único temor es de los más bobos: ¿y si en la ruta aparece el clásico asesino serial de las películas? Lo sé: mega goma!
    Espero el próximo post!!
    Besos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Anin! Estoy preparando el próximo post que me está costando MUCHISIMO recortarlo, voy a ver cómo me las arreglo!

      Es un viaje increíble e inolvidable, si se deciden avisame y te paso más data, Nosotros recorrimos bastante y volvimos con una valija llena de anécdotas y recomendaciones para compartir.

      Asesino serial no, pero animales y algún desprendimiento de roca por ahí sí, pero no pasa nada, manejamos en el desierto a la madrugada y aquí estamos, sanos y salvos :)

      Beso!

      Eliminar

Con alegría recibo y contesto todos sus comentarios, aportes, consultas y sugerencias. ¡Gracias por visitarme!