27 de mayo de 2013

Miniguía de compras Orlando - Miami

¿Qué nos gusta hacer cuando viajamos? Conocer el destino turístico principalmente y ¿luego? COMPRAR! Desde algunos regalos para nuestros seres queridos, cosas típicas para llevarnos de recuerdo y si además el destino lo permite, engrosar un poco el closet y la "flota tecnológica". Por eso cuando se programa un viaje a los parques de diversiones de Orlando es común combinar la estadía con Miami para hacer también un circuito de compras y playa. Es muy importante antes de subir al avión tener en claro los lugares para recorrer y cómo hacer rendir mejor el tiempo y nuestro dinero.

Una  parte importante de que mi travesía fuera exitosa fue gracias a los foros de viajeros, por eso quiero devolver el servicio a la comunidad compartiendo con ustedes mi experiencia y dejarles algunas recomendaciones. Atención!
 
Hay algunas preguntas básicas que hay que responder antes que nada: ¿Cuántos días planeo ir a Orlando? ¿Voy por primera vez? ¿Qué parques visitar? ¿Me conviene pasar por Miami unos días? ¿Voy a comprar mucho / poco / nada? ¿Voy con niños?
 
En principio es importante desterrar el mito popular: No, Miami no es el destino más barato para comprar, hay que ir a Orlando. Sí, así como lo leen, y esto lo supe gracias a los magníficos foros que consulté durante meses, le debo todo a los foristas!. Recién hace unos días el diario La Nación sacó una nota al respecto que les recomiendo que lean.
 
 
Malls en Orlando y Miami
 

Si viajan por primera vez a Orlando es probable que quieran recorrer completos los 4 parques de Disney y los 2 de Universal como mínimo, si sumamos algún parque de agua o Sea World deberemos agregar más jornadas, y eso implica al menos dedicar un promedio de un día por parque, o sea que tienen de entrada 6 días ocupados en patiparrear a lo loco. Es maravilloso pero muy agotador, y si van con niños (no fue mi caso) imagino que debe ser más extenuante porque todo es gigante, hay mucha gente y es muy fácil perderse.
 
O sea que ya tenemos 6 días completos ocupados, quizás algún día se pueden intercalar unas horitas para recorrer algún outlet o comprar tecnología, pero no será el momento en el que hagan las "compras fuertes".
 
En Orlando lo que sale es el outlet, hay dos sucursales de los Premium Outlet y el Lake Buenavista Factory Stores con una gran oferta de primeras marcas con descuentos de más del 40% y si además de los precios baratos le sumamos las cuponeras extra para turistas es una fiesta del consumo. Hasta el más recatado se vuelve un shopaholic, es contagioso, si todos compran con un chango extra large, ustedes también van a querer.


Tiendas low cost. Dato: Programar la visita por la mañana para encontrar más hallazgos
 
Recorrer el outlet sin la presión de los niños y hacer compras a conciencia lleva alrededor de un día por centro comercial, hagan las cuentas. Y si le queremos sumar algún shopping convencional como el Florida Mall o el Mall at Millenia tenemos que seguir sumando horas. Ah, y también está Best Buy, Marshalls, Ross Dress for less, Bed and Bath Beyond, Macys, Ikea, Sears (y la lista sigue), buscar gangas de belleza en los hipermercados (Walmart, Target) y ya me estoy estresando. Como verán los días se multiplican a montones, y a todo esto no recorrimos Orlando como ciudad, pero a no desesperar porque muchas de estas tiendas las encuentran en Miami y pueden repartir las compras.
 
La cuenta me da al menos 11 jornadas completas, y les aseguro que van a necesitar tomar medio día en algún momento para recargar energías porque es una vorágine. Me fui 10 días a Orlando y 5 a Miami y no me alcanzaron para recorrer todo y comprar lo que hubiese deseado.
 
Y a todo esto, ¿Qué pasa con Miami? En mi opinión unos días hay que ir, porque si bien los precios en Orlando son más convenientes, en Miami van a conseguir cosas más originales que también van a estar a buen precio.
 
¿Cuánto destinar a Miami? La cuenta es similar, pero restando parques: Un día por shopping, como mínimo el Aventura Mall y el Sawgrass Mills que es outlet. Pero allá le tenemos que sumar los locales de la Collins Av. y la Lincoln Rd., más algún momento de playa, recorrer y ya son como 5 días. Para las fanáticas de las compras hacer H&M y Forever 21 lleva al menos medio día y si van  en familia los hombres y niños quizás estén impacientes porque se aburren todo el día en un mall (yo fui en pareja, pero los veía protestando por los pasillos).

 
Supermercados y tiendas por departamentos. Dato: Están en ambas ciudades pero en Miami hay más variedad de productos.
 
Por último quiero destacar algo: el alquiler de un auto es fundamental. Las distancias son enormes, se compran muchas cosas, les ahorra tiempo y dinero. Conviene retirarlo y entregarlo en el aeropuerto de Miami, aunque uno tenga que manejar 4 horas de un destino al otro. En Orlando busquen ropa para la vida diaria, electrónica, visiten algún supermercado y dejen para Miami los hallazgos, las mega tiendas, perfumes y cámaras digitales. Para los hombres no sólo hay muchísima oferta en indumentaria (creo que incluso tienen ventaja sobre las mujeres) sino también en herramientas y tecnología, no crean que comprar está reservado sólo a las chicas.
 
Me quedó un post larguísimo, en las próximas reseñas seguiré subiendo información de los centros comerciales y más sugerencias.  Son bienvenidos todos los aportes que quieran hacer en los comentarios, la función de esta  miniguía es orientar a los futuros viajeros.

Recuerden que si quieren estar al tanto de las novedades de Que sea con Glamour y nuestras próximas notas, pueden seguirnos en nuestra página de Facebook, Twitter e Instagram; en el menú del costado están los accesos, los espero!
 
 
 

20 de mayo de 2013

Visitando Sephora por primera vez

Una de las actividades obligatorias que tenía en mi agenda de compras para el viaje a Estados Unidos era visitar un local de Sephora. Unos meses antes de partir hice un poco de investigación, comparé precios, marcas, qué tipo de productos podía encontrar que en Argentina no, estaba enloquecida porque había tantas cosas que me quería traer todo.

Creo que en gran parte esto surge porque estando en Sudamérica es más complicado acceder a una gran variedad de productos entonces cuando podemos viajar a ciertos destinos internacionales nos desesperemos por lo que está allá y acá no.

Los locales de Sephora están repartidos por varias ciudades de los Estados Unidos y el mundo, en la región sudamericana sólo hay cuatro tiendas en Brasil. En mi caso como primero fui a Orlando y estaba con el tiempo contado, preferí centrarme en la ropa y dejé la visita pendiente hasta mi llegada a Miami.

En Miami fui a la tienda que está sobre la Collins Av., una zona de compras al aire libre en una de las calles más renombradas de la ciudad; en las cuadras cercanas se pueden encontrar otras marcas reconocidas de ropa y recorrer esa zona para hacer compras puede llevar unas cuantas horas.


Primeras compras en Sephora
 
No me pareció un local gigante, he visto otros en los malls que eran más grandes pero no tuve la oportunidad de entrar. Aún así estuve casi 2 horas mirando los productos, hay varias marcas como Clinique, Nars, Smashbox, Make up for ever, YSL, Givenchy, Bobbi Brown y muchas más, y los precios son medios a altos. También venden perfumes, pero no vi gangas ni tampoco una variedad interesante, en Miami hay otros lugares mejores para buscar fragancias a valor más conveniente.

Encontré buenas ofertas en productos Clinique, incluso mejores precios que en el free shop; hay muchos sets de brochas, pero si buscas uno completo hay que gastar más de USD 50, los más baratos tienen por ejemplo 4 pinceles sólo para los ojos y no trae para  corrector, rubor o base. Por eso ir con tiempo es fundamental, uno tiene que recorrer, hablar con las vendedoras, ver los productos y comparar precios.
 
La atención al cliente es excelente, los vendedores están repartidos por especialidades y bien capacitados para responder preguntas y hacer recomendaciones, incluso hablaban perfecto español. Además cuando fui a pagar la cajera me ofreció una tarjeta de beneficios gratuita que va acumulando puntos para regalos (válida únicamente para EE.UU. y Canadá), así que con mis compras me llevé un mini hidratante de Shiseido y una muestra de una nueva crema antiage. También por ser el día de mi cumpleaños me regalaron un set de dos hidratantes de labios con protección solar.


Dato: Con la tarjeta de Sephora hay obsequios por compras y cumpleaños
 
Mi botín fue un set de brochas Sephora de viaje, una BB cream Clinique, un sacapuntas de NARS y un set de rubores de Givenchy que tenía pendiente hace años. Sumado a los regalitos que no esperaba y me hicieron ir con una sonrisa.
 
Fue una linda experiencia, un rato de malcriarse a una misma y ojo con el canasto de compras, porque una se emociona, lo va llenando de productos y cuando llega la hora de la cuenta final la tarjeta tiembla!